México- Bacalar (18 de Octubre)

en

Después de otra noche en autocar, haciendo transbordo en Chetumal, donde tomamos otro autobús (36 pesos persona), llegamos a Bacalar a eso de las 09.00 de la mañana.

El autocar nos dejó en la “estación” de la ciudad (más que una estación era una tiendecita) y nos pusimos de camino a nuestro Hostel, Yak Lake House, un albergue muy moderno situado justo delante del lago Bacalar y a unos 15 minutos de la susodicha estación (250 pesos/persona).


Nos decidimos a pasar nuestros últimos días en México en Bacalar ya que buscábamos algo de relax si meternos en las zonas más turísticas de Riviera Maya y aunque en Bacalar ha aumentado mucho el turismo en los últimos años, todavía puedes encontrar zonas prácticamente desérticas para descansar.

Como el hostel no nos dejaba hacer el check-in hasta la 13.00 horas nos quedamos en la terraza de éste disfrutando de la vista y desayunando (muy majo el chico de recepción que nos dejó desayunar de gratis).

Aprovechamos el rato hasta la 13.00 para leer un rato y para nadar dentro de la laguna. ¡Qué maravilla de agua! ¡Y encima como es un lago de agua dulce salías como nuevo!

En recepción nos informaron de todas las excursiones disponibles que ofrecía el albergue y a pesar de que parecían muy interesantes eran súper caras así que… a descubrir la laguna a patita.

Después de hacer el check-in nos fuimos a comer por los alrededores y acabamos en el restaurante Orizaba (Avenida 7 entre las calles 24 y 26), un restaurante muy sencillo, pero con una adecuada relación calidad- precio.

Después de comer volvimos al Hostal, donde nos pasamos la tarde “vagueando” y bebiendo cheladas (riquísimas) antes de irnos a dar una vueltecita por el centro donde visitamos el fuerte. Aunque no entramos, porque ya estaba cerrado, dimos una vuelta por sus alrededores y disfrutamos de la magnífica vista (el precio es de uno 67 pesos/persona).

Para cenar decidimos ir a otro de los restaurantes recomendados de la Lonely, la Playita, situado en Av Costera 765, con Calle 26. ¡Que súper lugar! A pie de la laguna en un entorno selvático y con una iluminación súper bonita. Además, la comida estaba riquísima pero claro… el precio era mucho elevado en relación a nuestro presupuesto (660 pesos por dos principales y dos cervezas).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.